viernes, 14 de septiembre de 2018

GanchiGurumi. El gurú del ganchillo

Hola a todos!

Hace unas semanas estabamos ojeando artesanías por Instagram y de repente vimos la cuenta de GanchiGurumi. Nos gusto tanto que le escribimos.

Fernando que así se llama el creador de GanchiGurumi. Nos contestó y aceptó encantado que le hiciéramos esta entrevista.

1. ¿Quién está detrás de GanchiGurumi?

Me llamo Fernando y soy un chico del sur de España. Me considero bastante tranquilo y tímido, a pesar de lo que pueda parecer cuando la gente me ve en mi canal de YouTube.
https://www.youtube.com/ganchigurumi

Me encantan los placeres de casa: leer, dibujar, escribir, jugar a
videojuegos. Y supongo que eso intento transmitir en mis muñecas.

2. ¿Te enseñó alguien a tejer o eres autodidacta? ¿Cuánto tiempo llevas tejiendo?

Tengo que reconocer que he tenido tres profesores para aprender a tejer. En primer lugar, mi madre fue la que me puso mi primera aguja en las manos y me enseñó las puntadas básicas. En segundo lugar, cuando quise adentrarme en el mundo de los muñecos pero me faltaban muchos conocimientos, me enseñó Internet y las maravillosas personas que dedican su tiempo a enseñar. Y, por último, una vez que estuve un poco más tranquilo y seguro de lo que hacía, me enseñó mi tozudez. Jaja
Digamos que cuando yo tenía una idea en la cabeza, hacía y deshacía hasta conseguir algo mínimamente parecido. Así que de tanto ensayo y error acabé aprendiendo muchas cosas más. Y de esto hace ahora tres años.



3. ¿Por qué es GanchiGurumi en vez de amigurumi?

En realidad son cosas diferentes. GanchiGurumi es el nombre de mi marca, lo que me identifica y representa mi estilo propio. Pero yo lo que hago son amigurumi, muñecos tejidos a ganchillo. GanchiGurumi no fue más que la contracción de las palabras “ganchillo” y “amigurumi” cuando necesité un nombre para abrir redes sociales donde enseñar lo que hago.

4. ¿Cuál es tu creación preferida?

Es muy difícil para mi elegir una única creación. Ya que como siempre digo, en el caso de las muñecas, todas y cada una de ellas tienen vida y personalidad propia.
Cuando las miro a los ojos, automáticamente veo su forma de ser, sus rasgos distintivos.
Así me es muy difícil compararlos y, por tanto, elegir. Pero obviamente Nandogurumi ocupa un lugar muy especial tanto en GanchiGurumi como en mi corazón.
Nandogurumi fue el primer muñeco personalizado que hice, y obviamente no podía ser otro que mi propio mini yo. Desde entonces, me ha acompañado, protagoniza gran parte de mis fotografías, se le puede ver en mis vídeos de YouTube. Es como la segunda parte de GanchiGurumi, casi más visible que yo mismo.


5. ¿Dónde descargas, ves o compras los patrones?

Cuando empecé utilizaba patrones de otra gente, y los descargaba de Internet. Por aquel entonces buscaba en Google y no me fijaba en qué página me encontraba porque no era consciente de este gran mundo que hay detrás, ni sabía las posibilidades con las que
contaba (no conocí Etsy, por ejemplo, hasta tiempo después). Pero en realidad
enseguida dejé de utilizar patrones para diseñar por mí mismo mis propios muñecos.

Actualmente rara vez tejo algo de otra persona (de compañeras y amigas, quizá).
Normalmente tejo mis propios diseños, algunos de los cuales enseño de forma gratuita en YouTube o pongo a disposición de quien quiera en mi tienda de Etsy.

6. ¿Cuánto tardas en hacer un muñeco?

Cada muñeco implica un tiempo diferente, en función de muchos factores como la complejidad, el tamaño, el resultado que quiero que tenga, si se trata de un diseño completamente nuevo o repetido… Mis muñecas articuladas son las más complejas de hacer, y generalmente si son por encargo doy siempre unos plazos de dos a tres semanas para poder terminarlas (aunque siempre intento terminar antes jaja). De todas formas, tejo menos de lo que me gustaría porque tengo que estar al frente de muchos aspectos menos visibles de GanchiGurumi.



7. ¿Cómo enganchas el pelo de las muñecas/os al ganchillo?

Técnicas para hacer el pelo hay muchas. De hecho, más de las que yo pensaba. El pelo es algo que siempre me ha fascinado (quizá una madre y abuela peluqueras tengan algo que ver jaja), por eso me gusta investigar mucho sobre este aspecto. Lo más bonito es que cada muñeca me pide una forma diferente de poner el pelo, y suelo ir cambiando de unas técnicas a otras. Si alguien está interesado en profundizar más al respecto, en mi canal de YouTube he enseñado ya a realizar bastantes técnicas, algunas más conocidas que otras. ¡Pero son todas muy interesantes!

8. ¿Puede cualquier persona hacer amigurumi?

¡Por supuesto que sí! No hay ningún tipo de limitación ni restricción a la hora de tejer amigurumi, y quien diga lo contrario está mintiendo o tiene prejuicios. Lo único que hace falta es tener paciencia (no para tejer, sino para progresar). Mucha gente quiere hacer muñecos complejos y que además salgan perfectos uno o dos meses después de aprender a tejer. Y no, hace falta mucha práctica y no tener prisa.



9. ¿Cuál crees que es el rasgo distintivo muñecos, aquel que los hace diferentes al resto?

Si tengo que decir algo objetivo, algo que puede ver todo el mundo, es probablemente que mis muñecas son completamente articuladas, con brazos y piernas muy delgados.

No tejo piezas muy grandes y aun así consigo que se puedan mover y no pierdan la postura. Ahora bien, si tengo que decir algo que me parezca a mí, sin tener claro que todos lo vean, es que los detalles de mis muñecas hacen que cobren vida. De hecho me han comentado más de una vez que parece que tienen vida propia. ¡Menudo halago para mí!

10. El mundo que rodea a los amigurumi todavía se considera terreno femenino. ¿Qué les dirías a esos chicos que todavía creen que el tejido es cosa de mujeres para que se animen a empuñar un ganchillo?

Quiero pensar que realmente esa concepción está cambiando, obviamente no por verme a mi tan presente en redes sociales y YouTube, sino por otros muchos compañeros míos que hacen trabajos maravillosos. Pero efectivamente, aún se considera un poco extraño ver a un hombre tejer, y mucho más si lo que teje son muñecos. 

Sólo puedo decir que esta práctica no requiere nada que sólo puedan hacer las mujeres, es simplemente un trabajo manual ¡y todos tenemos manos! Además, hay que saber que cuando el tejido llegó a Japón, eran los samuráis los que se encargaban de tejer sus propios calcetines. ¡Y los samuráis eran hombres!



11. Cuéntanos alguna anécdota con tus amigurumi.

Algo que me hace gracia pero que realmente no es una anécdota en sí, y que nadie sabe cuando ve mis fotografías, es precisamente el miedo que algunos de mis muñecos parecen tener a la cámara. Jaja En general se mantienen solos en pie salvo posturas más complicadas. No necesitan apoyo ni ayuda. ¡Pero en cuanto saco la cámara se echan a temblar y no hay quien los mantengan erguidos!
Aunque sí que es cierto que algunos parecen modelos profesionales y las sesiones de fotos se hacen muy divertidas.

REDES SOCIALES


Tienda Etsy: https://www.etsy.com/es/shop/GanchiGurumi

Instagram: https://www.instagram.com/ganchigurumi

Facebook: https://www.facebook.com/GanchiGurumi